Dedica un día a depurar tu cuerpo

Renovando nuestro interior

Desintoxicar nuestro organismo es una acción que deberíamos realizar más a menudo, pues con ello conseguimos depurar nuestro cuerpo y liberarnos de sustancias que no necesitamos. Las toxinas que se van acumulando en nuestro interior proceden de algunos alimentos tratados con pesticidas, de fármacos, gases nocivos, el alcohol, las grasas, humos, insecticidas y otras que genera directamente nuestro sistema, como la ansiedad o el estrés. Para ofrecer un poco de tregua a nuestro cuerpo y “limpiarnos” interiormente, existen varias técnicas, algunas muy sencillas de realizar, y realmente eficaces, que nos harán sentirnos mejor también por fuera. Algunas de ellas son:

Hidroterapia de colon: es un tratamiento médico que consiste en evacuar restos fecales y toxinas que nuestro cuerpo ha ido reteniendo durante algún tiempo, y se realiza mediante la irrigación de agua ionizada, filtrada y a una temperatura concreta, a través del intestino, con el fin de eliminar sustancias nocivas para el organismo, consiguiendo que la flora intestinal se restablezca y evitemos problemas como el estreñimiento, los gases intestinales, alergias o colon irritable, entre otros.

Tomar agua caliente: otra manera de utilizar el agua para sanar el organismo es beberla caliente o tibia. Descongestiona el intestino, depura el estómago y favorece la eliminación de mucosidades y toxinas. Otro de los efectos positivos que se obtiene al tomar el agua tibia o caliente es que ejerce un efecto relajante sobre el sistema nervioso, limpia las vía respiratorias y facilita la digestión.

La savia y el limón: consiste en la preparación de una mezcla entre zumo de limón y sirope de savia, con el fin de tomar este preparado durante unos días, para depurar nuestro organismo. Se consigue, a su vez, reducir algunos kilos, ya que lo ideal es no consumir ningún otro alimento mientras dura el tratamiento. Hay quienes aseguran que esta técnica depurativa no solo nos aporta renovación interior física, sino también mental, ya que asocian el hecho de estar limpio por dentro con la purificación espiritual. Se cree que uno de los efectos de la cura de la savia y el limón es el aumento de la capacidad de concentración, así como una mente más receptiva y positiva.

El ayuno (según el Tao): tal y como mencionábamos en el artículo anterior, la filosofía del Tao tiene sus propios principios en lo referente a la salud. En el aspecto nutricional defiende una serie de hábitos y maneras de comer y cocinar alimentos a los que no estamos acostumbrados en la cultura occidental. Según los taoístas el ayuno es una parte esencial para gozar de buena salud.

Depura tu cuerpo

Recomiendan realizar ayunos de manera periódica, con el fin de “desincrustar” todo aquello innecesario en nuestro organismo, y se basa en el ayuno total durante 7 días, siendo recomendable efectuar limpiezas de colon para ayudar a evacuar las toxinas acumuladas. Según esta filosofía, el ayuno total debe acompañarse de un “limpiador intestinal”, que nos hará evitar la sensación de hambre, ya que debe tomarse 5 veces al día. La mezcla debe realizarse con agua, zumo de frutas para darle buen sabor, y un poco de Bentonita, un producto utilizado para absorber las toxinas del organismo.

Es importante llegar a conocer bien nuestro cuerpo, ya que nadie mejor que él nos alertará de lo que necesita para sentirse bien. Realizar una buena cura interior nos ayudará también a sentirnos mejor mentalmente. Liberar a nuestro organismo de sustancias que no necesitamos, es muy beneficioso, y realizar desintoxicaciones y dietas depurativas de vez en cuando, es un buen regalo que nos podemos hacer para seguir saludables.

Alimentos depurativos: su ingesta produce efectos antioxidantes, antiinflamatorios o diuréticos, dependiendo del alimento que consumamos. Algunos de los más conocidos son las hojas verdes (lechuga,espinacas, berro…), la manzana, la alcachofa, el ajo, los arándanos, el limón, el repollo, el jengibre o el té verde. Si combinamos dos o más de estos alimentos, y los tomamos licuados o en zumo, podemos mejorar nuestra digestión y aumentar las defensas (zumo de remolacha y manzana), evitar problemas de estreñimiento, proteger la degeneración de células y aparición de tumores (zumo de espinacas y col) o regular la presión arterial y ejercer de antioxidante (zumo de apio y zanahoria). Actualmente están apareciendo muchos alimentos con propiedades increíbles y que eran poco conocidos en Europa. La Guanábana es un alimento muy nutritivo, saludable y además nos permite eliminar parásitos de nuestro cuerpo.

 

Dedica un día a depurar tu cuerpo

A veces nos entretemos en cuidarnos por fuera, aplicando infinitos productos o preparados caseros, pero no nos damos cuenta de que también es necesariocuidarse por dentro. Por eso hoy quiero explicarte cómo puedes limpiar tu cuerpo desde dentro para que luzca espléndido por fuera.

Esto de depurar el organismo puede parecer toda una pesadilla, pero créeme, una vez que lo pruebes ¡te encantará!. No lo tomes como un sacrificio, sino como una forma de dedicarte a tí misma, cuidarte y relajarte. Antes de nada, elige un día que pueda ser para tí sola o, al menos, que tengas un rato para tí.

Por la mañana toma un desayuno en el que incluyas té, zumo de frutas naturales y cereales integrales. Luego, prepárate un buen baño relajante. Puedes incluir velas, sales, espuma, incienso… ¡Lo que más re guste!. Después del baño aplícate aceites naturales para hidratar tu cuerpo, dándote un suave masaje con el que activarás tu circulación sanguínea.

A la hora del almuerzo tómate un buen caldo depurativo que podrás preparar hierviendo 2 litros de agua y añadiéndole algunas verduras cortadas en cuadritos como zanahorias, cebolla, apio, perejil y col, por ejemplo. Puedes variar las verduras, pero debes elegir aquellas que tengan propiedades depurativas.

Si el caldo no te gusta de esa forma puedes pasarlo por la batidora y obtendrás una crema muy ligera y baja en calorías. Puedes acompañarlo con un pescado a la plancha aliñado con limón. Es importante que no añadas sal, ya que este caldo, además de ser depurativo también es diurético y la sal hace justo el efecto contrario, por lo que nos perderíamos los beneficios de eliminar la retención de líquidos.

Por la tarde toma alguna infusión como manzanilla, por ejemplo, acompañada de un par de rebanadas de pan integral y un poco de queso 0% sin sal. Por último, para la cena, vuelve a tomar el caldo y alguna pieza de fruta.

Verás como después de esto notas tu cuerpo mucho más ligero y saludable, luciendo así mejor aspecto en tu piel, cabello, etc. Puedes realizarlo una vez al mes si te apetece e incluso hay quien lo hace más veces, pero no es nada recomendable abusar porque entonces, en lugar de mejorar en salud, la estaríamos perjudicando.