Motivos que nos dificultan bajar de peso

Seguimos una dieta por que queremos perder kilos y encontrarnos mejor, pero veamos cuales pueden ser los …

Motivos que nos dificultan bajar de peso

Motivos que nos dificultan bajar de peso

Cada vez es más frecuente encontrar a personas que padecen de obesidadsobrepeso pero, ¿Por qué es tan habitual? ¿Cuáles son los motivos que nos dificultan bajar de peso?. A continuación te los contamos.

Motivo 1:  Comemos más fuera de casa

Normalmente nuestro trabajo nos mantiene bastante tiempo fuera de casa, lo que nos obliga a comer fuera y eso nos hace consumir muchas más calorías de las que deberíamos. Por ejemplo, una hamburguesa hecha en casa podría llevar lechuga, tomate, queso bajo en grasa, la carne hecha a la plancha y alguna salsa ligera. Si comparamos a esta hamburguesa con una de fuera, veremos que la de fuera tiene el doble o incluso el triple de calorías, y todo ese exceso hay que quemarlo… Una solución a esto podría ser prepararnos la comida en casa y llevarla al trabajo.

Motivo 2: Demasiadas bebidas azucaradas

Sin duda el consumo de bebidas azucaradas ha aumentado considerablemente, y ya no se trata solo de refrescos, sino también de zumos industriales que van cargados de azúcar. Intenta sustituir estas bebidas por zumos naturales o agua, dejando los refrescos solo para ocasiones especiales.

Motivo 3: El estrés

Se supone que al ir corriendo de un lado para otro sin apenas tener tiempo de descansar debería ayunarnos a perder peso, pero no es así, ya que el estrés hace que nuestro apetito aumente, comemos con prisas y consumimos más de la cuenta, por no hablar del picoteo ocasional… Intenta llevar una vida más relajada, dedicándole a la comida el tiempo que se merece para poder comer con tranquilidad y, si te apetece picotear, opta por opciones saludables como frutas o un yogur.

Motivo 4: Poca fuerza de voluntad

Las dietas imposibles hacen que nuestra fuerza de voluntad disminuya, ya que prohibirnos todo aquello que nos gusta solo nos lleva a la frustración y a la obsesión, consiguiendo así que, tarde o temprano, caigamos en la tentación. Por este motivo lo mejor es llevar una dieta sana y flexible, donde se permitan caprichitos pero sin abusar.