Principios Dietéticos Chinos

La forma de preparar, cocinar y comer nuestros alimentos es determinante en la conservación de un buen estado de salud. Desde la perspectiva de la medicina tradicional china los órganos más importantes relacionados con la función nutricional son el estómago y el bazo, ya que tienen la misión de transformar la comida ingerida en Chi y fluidos ¿Cómo cuidarlos en pos de tener una vida saludable y larga? Las pautas se dan a continuación:

  • Preferir los alimentos más energéticos y puros. Evitar los productos cultivados con pesticidas y fertilizantes, así como también aquellos que contienen conservantes o colorantes artificiales. Lo optimo es tomar alimentos de cultivo orgánico y recolectados el mismo día o, en su defecto, lo más fresco posible.
  • Siempre es preferible ingerir los alimentos cocidos y no crudos. Sin embargo, tampoco es deseable una cocción excesiva, ya que destruye la energía y los nutrientes contenidos en ellos.
  • Asimismo, los alimentos deben comerse enteros siempre que sea posible, esto es, con su cascara.
  • Los mejores utensilios en los que cocinar son los de vidrio, barro o acero inoxidable.
  • La dieta debe ser variada e incluir frutas, verduras, cereales y carnes de varios tipos como cerdo, pollo, ternera, etc.
  • Comer siempre con moderación y hacerlo cuatro veces al día de manera sistemática.
  • Evitar sustancias tales como café, bebidas alcohólicas, azúcar blanco, cereales blanqueados (no integrales) y sal.
  • El momento más propicio para realizar una comida fuerte es durante la mañana, cuando el bazo y el estómago están llenos de energía y, por lo tanto,  pueden cumplir sus funciones de manera óptima.
  • Ambos órganos (bazo y estómago) necesitan descansar durante la tarde y la noche, por lo que es mejor tomar una cena ligera.
  • El estado de la mente es de máxima importancia a la hora de comer. Se debe comer despacio y en un ambiente relajado.