Beneficios de la relajación en el adelgazamiento

Beneficios de la relajación en el adelgazamiento

En ocasiones, debido a numerosos factores, nos vemos abrumados por la ansiedad. El ritmo de vida que llevamos, el exceso de preocupaciones, el estrés, o situaciones que nos asustan, pueden llevarnos a sufrir etapas de ansiedad, y en lugar de tratarla directamente, esperamos alejarla de nosotros con fórmulas nada efectivas. Una de las  más comunes es la de comer para intentar combatir la ansiedad. Pensamos que el hecho de recurrir a la comida cuando nos sentimos mal es una vía de escape, y podemos sentir que nos alivia, pero no es así.

 Cuando damos rienda suelta a los atracones durante los episodios de ansiedad, solemos olvidarnos de cómo nos sentiremos después, ya que en ese momento no pensamos en nada más que no sea librarnos del malestar que sentimos. Además de la culpabilidad que podemos llegar a sentir después, se unen las calorías consumidas durante ese momento, que se traducen en kilos de más.

Si este proceso nos ocurre a menudo, es probable que estemos aumentando de peso debido a los alimentos que consumimos en ese momento y a la rapidez en hacerlo, ya que comer compulsivamente recae directamente sobre nuestra silueta. En este punto es interesante mencionar el Mindfulness, una técnica de conciencia sobre lo que hacemos. Se puede hacer practicar si te paras, te centras en la comida y usas todos los sentidos con ella. Puedes leer más en la web ejercicios de Mindfulness.

Por ello una de las medidas clave para evitar estos altibajos emocionales y físicos, es trabajar la relajación, ya que además de reducir la ansiedad y el estrés en nuestro organismo, nos proporcionará numerosos beneficios, y nos ayudará a equilibrar cuerpo y mente.

Los efectos que podemos obtener a nivel físico son:

  •  Oxigenación celular, reducción de la tasa de colesterol. disminución de la presión arterial, mejora del sistema inmunológico y cardiorespiratorio, reducción de la tensión muscular, mejora de la actividad intestinal…

A nivel mental podemos observar que:

  •  Mejora  nuestra memoria y creatividad, así como la concentración. Nos sentimos más alegres y tranquilos, aumentando nuestra confianza y control sobre nosotros mismos.

Conseguir relajarnos y disfrutar de un ritmo de vida más saludable, se puede conseguir a través del yoga, la meditación, recibiendo un masaje, escuchando música tranquila (que nos aporte serenidad), saliendo al campo a disfrutar de la naturaleza o simplemente a través de la risa, que nos hará producir endorfinas y liberarnos del estrés.

Practicar Pilates nos aportará equilibrio corporal y emocional, acudir de vez en cuando a un spa o balneario, nos llevará a conseguir la calma que necesitamos, gracias al masaje originado por el agua en nuestro cuerpo.

Debemos procurar llevar una vida sosegada y tranquila, ya que ésto beneficiará a nuestro cuerpo y nuestra mente, olvidándonos de la ansiedad que generan las situaciones diarias. Obsequiarnos de vez en cuando con curas relajantes, hará que nuestra mente esté equilibrada, y lograremos que nuestro organismo se sienta en sintonía corporal y mental.