La dieta del limón, todo lo que necesitas saber

Cuando queremos perder peso con la ayuda de una dieta recurrimos a casi cualquier cosa que se nos prometa milagrosa, pero esa puede no ser la elección más correcta… Este es el caso de la “dieta del limón“. Hace unos años apareció un libro en el que se animaba a usar el limón como desintoxicante del organismo, luego cayó en el olvido, pero ahora ha vuelto en forma de dieta milagrosa para adelgazar en una semana.

Descubre todo lo que necesitas saber sobre la famosa dieta del limón y aprende a adelgazar sin necesidad de realizar estos grandes esfuerzos.

Principios de la dieta del limón

Esta dieta se realiza durante una semana. Cada mañana hay que tomarse el zumo de un limón rebajado con agua caliente media hora antes del desayuno. Al mediodía hay que tomar otra vez lo mismo y lo volvemos a repetir por la noche, unas 2 horas antes de acostarte.

Del mismo modo, a la hora de comer, debes aliñar tus ensaladas, pescados o carnes con zumo de limón. El primer día es una especie de desintoxicación y tan solo deberás tomar frutas y verduras, excepto en la cena, que podrás comer algún pescado.

Los alimentos de esta dieta son básicamente frutas y verduras, aunque se permiten de vez en cuando carnes, pescados, lácteos, cereales o huevos, pero sin pasarse.

Resultados de la dieta

Todo el menú que incluye la dieta del limón es bajo en calorías, por lo tanto es cierto que se adelgaza ¡pero no gracias al limón!.

¿El limón es una fruta milagro?

El limón es rico en vitamina C, eso es cierto, pero según quienes crearon la dieta, esta vitamina contribuye a eliminar los kilitos de más.

Sabemos y está demostrado que las acciones de la vitamina C son numerosas: está involucrada en diferentes funciones metabólicas, activa los neurotransmisores, tiene un alto poder antioxidante, favorece al sistema inmunitario, etc. Los creadores de la famosa dieta aseguran que esta vitamina también ayuda a adelgazar y que reduce los niveles de azúcar en sangre pero, ni una cosa ni la otra han sido demostradas científicamente.

Es importante que te informes y no te dejes engañar por estas dietas milagro, pues es cierto que adelgazan en poco tiempo, pero luego se produce el indeseado efecto yo-yoque tan malo es para la salud. ¡Continúa leyendo para descubrir más!.

El ácido del limón disuelve la grasa: ¡todo un mito!

Ésta es una idea arraigada en los últimos años. Se piensa que el ácido del vinagre, el pomelo o el limón son capaces de disolver la grasa pero, las personas que tomaron estos alimentos directamente con la esperanza de perder peso tan solo consiguieron hacerse daño en el estómago. Sí, perdieron peso… ¡Porque en varios días no podían comer con normalidad!.

El vinagre y el zumo de limón se utilizan incluso en la limpieza del hogar, a partir de ahí podemos deducir que beber un vaso de vinagre o zumo de limón sin ser rebajados causarán un boom en nuestro estómago.

El limón y la digestión

Los creadores de esta dieta afirman que una mala digestión promueve el aumento de peso. Esta mala digestión se caracteriza por diferentes síntomas como cambios de humor o desarreglos intestinales frecuentes. La lógica que toman es que el ácido del limón facilita la digestión y, a partir de ahí, se empieza a perder peso.

Sin embargo esta afirmación no es cierta. Una persona que tiene problemas de digestión generalmente es porque su estómago es delicado o porque come más de la cuenta, demasiado rápido o consume demasiada grasa. Estos tres factores evidentemente, engordan, y además hacen que la digestión sea más pesada (pero es algo secundario).

La acidez del limón puede ser útil para el estómago cuando éste no es capaz de producir suficiente ácido clorhídrico, cosa que rara vez ocurre. Por tanto, si tomamos el zumo de limón tan solo conseguiremos tener acidez de estómago durante un rato a causa del exceso de ácido en él.

En conclusión: el limón es un alimento que podemos utilizar en muchísimas comidas como en aliños de ensaladas como de pescados, en pasteles, postres y un largo etcétera. Pero utilizarlo especialmente para adelgazar en forma de dieta milagro no solo no es necesario, sino que además perjudica a la salud y hace que los kilos perdidos vuelvan enseguida.

¿Qué puedo hacer para mantener el peso?

Si ya has conseguido eso entonces solo te queda mantenerte siguiendo tu alimentación habitual, sin excederte en ningún alimento y haciendo un poco de ejercicio, como caminar, por ejemplo.