La dieta macrobiótica

Muchas personas opinan que la Dieta Macrobiótica no es un simple plan dietético, sino una forma de vida. Si aceptamos el concepto de comida natural u orgánica, es una dieta  basada en verduras, y pescado casi como único protagonista, además busca un estilo propio en el equilibrio espiritual, equilibrio que se traslada en a la vida misma como en la elección de alimentos,.

Nacida en Japón, el principio de la dieta macrobiótica combina principios del Zen, y  se apoya en la filosofía occidental de equilibrar comidas para obtener el balance entre el conocido Yin y yang; y para lograr ese balance, las comidas son divididas según sus características, entre: las amargas, saladas, dulces, ácidas, etc.

El reconocimiento de esta dieta como exitosa, reside que muchos de sus seguidores, afirman que esta dieta rica en nutrientes podría protegernos del cáncer y otras enfermedades crónicas. Se entiende que esta ligada al  pensamiento vegetariano, que es la persona que no come carne, pescado, aves o productos que contienen este tipo de alimentos, sin embargo existen subcategorías tales como:

Los ovo lacto vegetarianos se alimentan de cereales, verduras, frutas legumbres, semillas, nueces, productos lácteos y huevos pero excluyen carne y pescado. Los lacto vegetarianos excluyen los huevos, la carne y el pescado. Los vegetarianos estrictos, se alimentan como  los lacto vegetarianos, excluyendo los lácteos y otros productos de origen animal. Incluso, dentro de estos patrones hay variaciones considerables en los productos de origen animal que se evitan.

Las razones comunes para elegir una dieta macrobiótica incluyen consideraciones básicamente de salud, preocupación por el medio ambiente y el bienestar animal. Los vegetarianos también citan razones económicas, éticas, el hambre mundial, además de las  creencias religiosas.

La dieta macrobiótica se rige fundamentalmente  en el consumo de cereales, como el arroz integral, el trigo, la avena y el centeno, los mismos que no sólo tienen un sabor delicioso, sino que también son muy beneficiosos para la salud, lo mismo con las legumbres y vegetales. Las frutas, nueces y semillas se comen más bien poco. Algunas personas que siguen una dieta macrobiótica no se consideran verdaderamente vegetarianas ya que toman pequeñas cantidades de pescado.

Esta dieta, en general, debe comprender exclusivamente alimentos ecológicos, y estos  deben ser cocinados de forma sencilla, ya sea hervidos y sobretodo sin utilizar aparatos eléctricos. Se sugiere la utilización de recipientes de barro, loza o acero esmaltado. Donde las del 60% de lo que se ingiera debe estar comprendido por  cereales, de preferencia integral, el 25% por vegetales o verduras, el 10% con todo lo referido a las  legumbres, como la soja, frutos secos, sopa, té el mismo que debe de proceder solo de China o Japón y solo el 5% en pescado o algas. Se encuentran totalmente prohibidos todos los alimentos procesados como el azúcar, las conservas, los colorantes, aditivos o especias, y hasta el café.

Se aconseja el consumo de productos y alimentos propios de cada región en la que nos encontremos, así como los que en la temporada que se producen.

Se eliminan la carne de pollo, ternera, y cerdo, los huevos, las grasas animales en general y los productos lácteos, incluida la leche. Los alimentos deben consumirse en escasísima proporción, con poquísimo líquido y masticarse mucho, hasta desintegrarlos por completo.

 

Característica de la dieta

No se comen carnes pero comen pescado, huevos, leche.

Es baja en grasa y rica en fibra.

Limitado consumo de agua, o líquidos en general.

Consume mucha soya en forma de tofu, leche de soya y los frijoles de soya.

De elaboración  natural están prohibidos los aparatos eléctricos.

Los alimentos como verduras o frutos secos, se consumen enteros, es decir, no procesados o refinados.

Se consumen muchos vegetales a efectos de lograr una sensación saciante como lograr un balance en los alimentos.

 

DESVENTAJAS:

-Se pierde rápidamente mucha masa muscular, debido al consumo mínimo de proteínas.

-Suelen ocasionar importantes estados de anemia y hasta desnutrición debidos también a la pobre ingesta de proteínas. Como reacción en cadena el sistema inmunitario se encuentra debilitado, por lo que el organismo se encuentra mas predispuesto a padecer de decaimiento constante o infecciones.¡

-Como otras dietas no es barata, ya que demanda el consumo de frutas y verduras exclusivamente orgánicas que son bastante más caras que las normales.

-Es una dieta que no goza de comprensión o aceptación social para con las personas que la llevan a cabo, sobretodo por la filosofía que se profesa, normalmente son vistas como extremistas o excéntricas, con  recelo, o curiosidad, debido a la tajante negativa de consumir alimentos básicos e importantes para la salud como la leche, el pan, las carnes, etc.

-Otro punto a tener en cuenta, es que esta dieta solo puede ser seguida por personas sobretodo sanas y jóvenes.